Tomás Rincón pelea su lugar en la Juventus

El miércoles 8 de febrero, Tomás Rincón jugó su primer partido como titular en la Juventus por la Serie A. Su equipo se enfrentaba al Crotone, un rival que no lo iba atacar y que le reduciría el campo casi hasta la mitad, lo que obligaba a los de Massimiliano Allegri a ser pacientes y promover una circulación rápida de la pelota.

captura-de-pantalla-2017-02-12-a-las-9-34-05-pm

Luis Enrique, entrenador del FC Barcelona, explica a la perfección la estrategia:

Por ende, las obligaciones del criollo no pasaban exclusivamente por la recuperación de la pelota y la cesión de la misma al compañero más cercano; Rincón debía sostener tácticamente al equipo, sirviendo incluso como una especie de mariscal de campo que determinaría donde debía instalarse la Juventus para superar una defensor organizada como la del Crotone.

Esto que aquí se señala pareciera una obviedad, sin embargo, no puede soslayarse que en el fútbol todavía es mayoritaria en la corriente de pensamiento que sostiene que ataque y defensa son conductas aisladas, cuando la realidad del juego y el ser humano nos confirma que son vasos comunicantes. 

Revisemos las estadísticas del partido para comprender cómo y dónde se movían los rivales de Rincón:

captura-de-pantalla-2017-02-12-a-las-9-32-48-pm

Crotone apenas tuvo un 24% de posesión, lo que confirma la intención local de replegarse, defender muy cerca de su arco y salir al contragolpe, algo que como se demuestra en las estadísticas, intentó en 13 ocasiones, a pesar de que sólo logró dar tres pases de finalización, es decir, tres habilitaciones cercanas a la meta de Gianluigi Buffon. Las estadísticas no explican el juego pero sí ayudan a identificar tendencias y conductas.

En la siguiente imagen se puede observar con claridad dónde defendía el rival de Rincón, y porque el venezolano fue una pieza fundamental en el avance de su equipo:

sin-titulo

Teniendo en cuenta que Crotone jugaba de esa manera, el tachirense era, junto a los defensores, el primer pase, pero al mismo tiempo, el “continuista” del juego juventino: recuperaba, pasaba y presionaba, para nuevamente repetir el ciclo. Pero todo esto lo hacía con una misión: prolongar el ataque de los suyos. Ahí está una de las grandes diferencias entre esta versión de Tomás y la que normalmente observamos en la selección nacional: con la Juve, Rincón forma parte de una idea de protagonismo, mientras que en la Vinotinto es parte de un sistema reaccionario, poco protagonista.

En los seis vídeos que se muestran a continuación queda demostrado que Rincón no llego a la Juventus para ser lo que muchos denominan como un destructor de juego; el venezolano conquistó a la élite jugando fútbol. Y es que como puede observarse, el tachirense, en cada una de sus participaciones, sumaba a la construcción de juego del equipo de Turín, desechando y dejando en ridículo aquellos que creen que los futbolistas son unidimensionales. 

Por último quiero dejar una reflexión: quienes creen que este cambio de contexto no afectará su rendimiento en la selección no terminan de comprender tan siquiera el concepto básico del pensamiento complejo. Cuando pasamos de un contexto, que nos es natural gracias a la cotidianidad, a otro en el que apenas conviviremos por horas, lo normal es buscar sostenes y apoyos a partir de elementos que nos hacen sentir seguros. Para Rincón, la realidad que vive en la Juventus, es, ahora, esa cotidianidad en la que desarrollará nuevas respuestas y nuevos apoyos. Quieran o no, Tomás Rincón es ya un futbolista distinto.

Imágenes cortesía de Meridiano.com, FourFourTwo, Instatscout y Soccerway

Advertisements
Categories: Tags: , , , , ,