El triunfo de la imbecilidad

“Un idiota es un idiota. Dos idiotas son dos idiotas. Pero diez mil idiotas son un partido político”. Frank Kafka

Un periodista, a partir de la elección de un seleccionador nacional, escribe que no seguirá más al combinado de su país, escribe que se desapunta. Luego borró el tuit, ya se sabe, porque hasta los más idiotas tienen un momento de claridad que les invita a reconocer su condición.

Otro periodista, ante la posibilidad de que el entrenador nacional no convoque a un futbolista de su agrado(¿?), afirma que esto es un desastre y que si el seleccionador no recapacita, boicoteará, palabras más palabras menos, a la selección de su país.

Y como si esto fuera poco, otro, no periodista pero sí okupa de la función -el muy descarado da consejos a futuros comunicadores sociales- se va de fiesta con un reconocido testaferro de un corrupto, le celebra el aniversario, se toma una foto y le baila como un asno.

Vea el lector cuán sencillo es darse cuenta de cómo se ha pervertido el oficio de comunicar. Antes, no mucho tiempo atrás, existía una diferencia clara entre aquel que sabía hacer el oficio y aquel que apenas si se parecía al borrachito enchufado. Hoy, este último es okupa y además se promociona como el ejemplo a seguir.

En los tiempos de la banalidad, en los que vale más hacerse notar que ser notorios, estos mediocres con licencia son los que educan a la audiencia. Más que ganar espacios, la recurrente mezquindad de estos funcionarios se ha convertido en la norma y su vulgaridad en objeto de admiración. Queda demostrado que el origen de nuestros problemas como sociedad, como especie, no están en otra parte que en nuestro espíritu.

Estamos jodidos, y la solución no parece cosa sencilla ni cercana. Más que un partido político, los imbéciles y sus seguidores ya han construido un ejército…

Análisis Fútbol

Ignacio Benedetti View All →

Analista de deportes. Me has visto en Sport Plus, Canal Plus, MiTV, TELET, Telearagua, ESPN y Meridiano TV. Me has escuchado en 92.9FM, La Emisora Cultural de Caracas, el Circuito Nacional Belfort y Deportiva 1300. Me has leído en www.martiperarnau.com, la revista especializada The Tactical Room, el diario Líder, La Vinotinto.com, Revista Clímax, elestimulo.com y en otros portales deportivos. No celebro derrotas ni victorias porque me interesa conocer el cómo y entender para qué y por qué. Camino para encontrar lugares de descanso y bares sin música. Escucho porque mi experiencia es insuficiente. Hablo para generar ideas. Pienso porque es lo único que se hacer. Escribo para mostrar mi inconformidad. Y hago silencio porque me reconozco insoportable e ignorante. Mi única ambición es ser digno de las palabras del periodista y poeta argentino Joaquín Gianuzzi: "'Muy buenos días, abuelo… le agradezco mucho la incomodidad de haber estado vivo alguna vez, pero más le agradezco… el entusiasmo que puso en estar incómodo". Sigo incómodo e incomodando.

%d bloggers like this: