La idiotez no es novedad

Dante Panzeri escribió el 22 de marzo de 1.966 una pieza recopilatoria. En ella explicaba que “como el llamado modernismo no repara, antes de ser moderno, en no ser tonto, he aquí el resultado de una acumulación tipo gota de canilla (grifo para los venezolanos) mal cerrada, que heb ido haciendo en el curso de estos últimos meses...”

En esa colección de tonterías, hay una que confirma el título de esta reflexión:

19/2/1.965: En Costa Rica, los integrantes de la selección nacional de fútbol son amenazados de quedar incursos en `traición a la patria´. Se negaron a aceptar las condiciones de pago propuestas por la asociación costarricense. No son fusilados“.

Afirmar que en un partido de fútbol se defiende a la patria no es un comportamiento “moderno”, es una imbecilidad tan grande como vieja. El deporte es una actividad formadora, recreativa que no reconoce al adversario como enemigo sino como competidor. Por ello, una vez finalizada la contienda, es usual observar muestras de afecto hacia el contrario. Pero todavía hay quienes hablan de batallas, nacionalismo, defensa a la patria, cuchillo entre los dientes, guerra y cualquier estupidez que justifique su incapacidad comunicacional.

Así nos va…

Anécdota cortesía del libro “Dirigentes, decencia y wines” de Matías Bauzo

El camino Libros y autores

Advertisements

Ignacio Benedetti View All →

Analista de deportes. Me has visto en Sport Plus, Canal Plus, MiTV, TELET, Telearagua, ESPN y Meridiano TV. Me has escuchado en 92.9FM, La Emisora Cultural de Caracas, el Circuito Nacional Belfort y Deportiva 1300. Me has leído en www.martiperarnau.com, la revista especializada The Tactical Room, el diario Líder, La Vinotinto.com, Revista Clímax, elestimulo.com y en otros portales deportivos. No celebro derrotas ni victorias porque me interesa conocer el cómo y entender para qué y por qué. Camino para encontrar lugares de descanso y bares sin música. Escucho porque mi experiencia es insuficiente. Hablo para generar ideas. Pienso porque es lo único que se hacer. Escribo para mostrar mi inconformidad. Y hago silencio porque me reconozco insoportable e ignorante. Mi única ambición es ser digno de las palabras del periodista y poeta argentino Joaquín Gianuzzi: "'Muy buenos días, abuelo… le agradezco mucho la incomodidad de haber estado vivo alguna vez, pero más le agradezco… el entusiasmo que puso en estar incómodo". Sigo incómodo e incomodando.

%d bloggers like this: